¡¡¡No me gustó!!! Generalmente no doy mi opinión personal acerca de las novelas que reseño para no parcializar a las personas que n...

Reseña: El diario de tita (Como agua para chocolate 2)


¡¡¡No me gustó!!! Generalmente no doy mi opinión personal acerca de las novelas que reseño para no parcializar a las personas que no hayan leído el libro. Sin embargo, con “El Diario de Tita” también conocido como: “Como Agua para Chocolate 2” definitivamente debo hacer una excepción a mi regla.

De buenas a primeras debo decir que no me gustó (disculpen a los que opinan lo contrario, es sólo mi opinión personal). Se desperdician muchas páginas con información repetida, y con repetida me refiero a exactamente la misma que se dice en el libro anterior, y sí, sé que como es un diario basado en el libro anterior mucha de la información debe repetirse ¡pero no palabra por palabra! incluso la mayoría de las recetas son las mismas (alguien que ama la cocina como yo hubiese valorado mucho unas nuevas) es tanto así que hasta la página 150 más o menos sentí que estaba leyendo una espacie de resumen extraño del primer libro, a partir de esa página en adelante (alerta de spoiler) debo decir que la autora no mantiene el final que se describió en el primer libro de hecho cambia todo lo que sucede después de lo de la boda con el Dr. Brown.

El libro se puede dividir en dos partes, la especie de reseña que abarca lo que ya leímos en el primer libro y lo que sucede a partir del compromiso con el doctor. Para la primera parte creo que pudo ahondar más sobre muchas de las cosas que ocurrieron, añadiendo detalles, más sentimientos, más la perspectiva de tita que si a ver vamos es “la que estaba escribiendo el libro” a diferencia del primero que fue narrado por la nieta de su hermana Rosaura y según lo que ella había oído y no según tita. Pero no, nada es nuevo, en general nada se aporta a la narrativa de los hechos presentados en el libro anterior, no menciona hechos que pudieron ocurrir entre las escenas que ya conocíamos, salvo lo que sucede cuando John le pide su mano. Al hablar de la narrativa, pienso que, aunque estaba presentado en primera persona, en ocasiones sentí que no era ella Tita, la que estaba contando su historia, sino más bien otra persona, como un narrador en tercera persona, esto hizo que me costara más imaginar las escenas, (eso fue lo que sentí personalmente, comenten si tienen otra perspectiva). Pero valoro el lenguaje que utilizó porque, aunque se mantuvo cerca del empleado en el primer libro, si se notó que era más moderno y resultó en mejoría.



En cuanto a la segunda parte, puedo decir que es como un libro totalmente distinto a partir de la página 151, es decir, la narrativa cambia, para mejor porque es más fácil meterse en la historia, pero al mismo tiempo divaga mucho en lugar de dar ideas concretas y al grano. Esta segunda parte es más enfocada a la espiritualidad de las cosas, lo que no está mal, pero no se mantiene homogénea con el primer libro, ni con la primera parte de este segundo; en lenguaje vulgar “no cuadra” con el hilo de la historia. Aunque esta parte es sobre el lado de la historia que no conocía, no hay un conflicto por resolver, nada que motive al personaje principal a actuar así que se vuelve aburrido por lo monótono de la historia.

Como bonus añado que la edición simulada de un diario real no me gustó, leer en letra cursiva, hizo que la lectura fuese pesada y en algunos tramos ininteligible, no recomiendo leerla de noche porque además está en hoja amarilla.

LO MEJOR: Saber lo que pasa con Tita y el Dr. Brown

LO PEOR: Ya dije mucho en la reseña, así que no digo más.

LO RECOMIENDO A: Verdaderos fanáticos del primer libro.

0 comentarios:

Con respeto, toda palabra es bienvenida